Esta imagen sirve para ilustrar el primer plano de una persona en la clínica dental para revisar su ortodoncia lingual.

En reuniones con amigos o en un ambiente en público, percibes que no te encuentras a gusto a la hora de hablar, y te preguntas: ¿por qué no sentirme bien con mi sonrisa con un tratamiento discreto y cómodo? Pues, hoy en día, existe una técnica de ortodoncia invisible que ayuda a conseguir una sonrisa bonita y sana de forma imperceptible: la ortodoncia lingual. ¿Qué es la ortodoncia lingual, qué ventajas ofrece y cuándo es la mejor opción? Te lo contamos.

¿Qué es la ortodoncia lingual?

En la ortodoncia lingual, los brackets están situados en la parte interna de la arcada dental y el aparato no se puede apreciar desde el exterior. Los brackets están unidos por un arco dental que realiza cierta presión sobre los dientes, para conseguir una correcta alineación de las piezas dentales. Generalmente, este sistema de ortodoncia invisible suele ser escogido por aquellas personas que no quieren que se vea que llevan este tipo de tratamiento.

¿Cuáles son las ventajas de la ortodoncia lingual de incógnito?

Los brackets linguales son un tratamiento de ortodoncia muy estético, ya que nadie los percibe desde fuera. Además, presentan una larga lista de beneficios que hay que tener en cuenta. ¿Cuáles son las principales ventajas de la ortodoncia lingual? Destacamos las siguientes:

  • Esta técnica de ortodoncia puede ayudar a mejorar la sonrisa de cada paciente manteniendo la estética en todo momento
  • La persona que utiliza el tratamiento de ortodoncia lingual apenas nota que lo lleva puesto porque es muy fino. 
  • Supone un tratamiento muy eficaz porque está diseñado a medida de cada paciente, esto es una gran ventaja para avanzar en el proceso y solventar su patología. 
  • No suele dañar el esmalte dental, pero si llegara a suceder, sería imperceptible ante la vista de los demás porque estaría en la parte interior de los dientes.
Esta imagen, una mujer acude a la clínica dental para realizar una revisión de salud bucodental.

¿Qué tipos de ortodoncia lingual hay?

Existen varios tipos de ortodoncia lingual, sin embargo, la elección de uno u otro depende de las recomendaciones que te dé el ortodoncista, según tus necesidades específicas. A continuación, detallamos los tipos de ortodoncia lingual más conocidos que existen:

  • Brackets de incógnito: están elaborados con una combinación de oro para que no lleguen a producir ninguna reacción alérgica. Suponen un sistema muy cómodo porque son muy finos y se pueden adaptar a los dientes del paciente. 
  • Brackets linguales de autoligado: están compuestos por alambres de metal. Estos ejercen un poco de presión para ir moviendo de manera gradual los dientes durante el tiempo que se prolonga el tratamiento. 
  • Ortodoncia lingual tradicional: es el sistema de ortodoncia lingual más clásico y no suelen ser tan cómodos como los brackets de incógnito porque son más gruesos. Suele ser el método de ortodoncia lingual más barato actualmente.

¿Cuándo poner ortodoncia lingual de incógnito?

Generalmente, este tipo de ortodoncia está recomendada para corregir cualquier tipo de malposición y maloclusión de cada paciente. Para hacerlo con la mayor precisión, es importante que tu dentista de confianza planifique tu tratamiento dental, lo más personalizado posible, para que puedas conseguir una sonrisa perfecta.

Pero, ¿en qué casos es necesario poner la ortodoncia lingual? Esta puede ser la opción de ortodoncia ideal para ti si presentas:

  • Un diastema;
  • Mordida abierta;
  • Mordida cruzada;
  • Sobremordida;
  • Apiñamiento dental moderado o severo.

¿Qué es mejor: ortodoncia lingual u ortodoncia invisible Invisalign?

De primeras, ambos tratamientos son muy estéticos porque son invisibles, permiten mejorar la sonrisa y ayudan a mantener una adecuada higiene dental de manera diaria solucionando una gran diversidad de casos. Entonces, ¿cuál elegir? He aquí algunas de las diferencias más destacables entre la ortodoncia lingual y la ortodoncia Invisalign:

  • Desde el punto de vista estético: ambas técnicas son inapreciables desde el exterior. La ortodoncia lingual solo se ve si se mira dentro de la boca.
  • En cuanto a nivel de comodidad: es posible que la ortodoncia invisible Invisalign sea más cómoda porque se puede poner y quitar cuantas veces se quiera. Además, no existen limitaciones en la dieta, dado que este sistema de ortodoncia permite ingerir cualquier tipo de comida. Sin embargo, en la ortodoncia lingual, el aparato no se puede quitar de la boca y, al principio, puede costar adaptarse a él. En relación con la alimentación, es conveniente comer alimentos blandos y suaves para favorecer la masticación.  
  • Control de seguimiento: generalmente, el sistema de ortodoncia lingual requiere unas visitas de manera regular a la clínica dental para ajustar el aparato. Por el contrario, en la ortodoncia invisible Invisalign, las visitas para controlar el progreso podrían ser más espaciadas. 

¿Quieres conseguir alinear tus dientes y mejorar la estética de tu sonrisa? ¡No te preocupes! En Asisa Alcalá de Henares, tenemos a los mejores especialistas en ortodoncia para ayudarte a despertar todos los días con tu mejor sonrisa. Pide cita previa y ven a visitarnos.

×